ENTREVISTAS - INTERVIEWS

LA VELA PUERCA

 

Interview mit La Vela Puerca vor und nach ihrem Konzert in Köln am 31. März 2003:

Sebastián Teysera (Vocals I)

Sebastián Cebreiro (Vocals II)

Nicolás Lieutier (Bass)

Pepe (Aushilfsschlagzeuger)

Mestizo.de: ¿¿Cómo surgió la idea de elegir justo a Alemania, Austria y Suiza para su primera gira en Europa?

Nicolás "Sanders" : Yo diría que "elegir" es una palabra un poco ambiciosa para nosotros. En realidad fue la oportunidad que se presentaba, o sea no era que diez agencias de todo el mundo querían que estuviera la Vela Puerca y nosotros elegimos Alemania, sino que la agencia que en dos meses cuadraba para hacer algo era ésta que nos trae a Alemania.

En realidad la historia empieza un poco antes. Nosotros teníamos un contacto con Universal América Latina en Miami y nuestro disco está editado en Uruguay, Argentina, México, Estados Unidos y la Universal Berlín le pidió a la oficina de Argentina que le mandara los últimos discos que habia editado.

El nuestro marchó, creo, sin querer, ahí mezclado y les gustó. En octubre del año pasado lo editaron acá en Alemania, sin el apoyo del mainstream, pero editado al fin, así mil dos mil discos.

Una agencia de booking que dirije un alemán descendiente de latinos que vive en Berlín, le gusta mucho la movida del rock latino y se interesó en nuestra música cuando la escuchó. A través de la Universal nos escribió a nosotros en noviembre para armar algo.

Y en dos meses se armó esta gira que viene enfocada por esta agencia, en lugares rockeros y no restaurants, todos los días, todo muy profesional. Con eso estamos contentos por un lado y por otro lado contentos también con la respuesta del público, por lo menos esos primeros días de gira. No quiero decirte que va a ser siempre así, pero es una muestra de lo que puede ser.

El público, bien; nos sorprendió a nosotros. Porque una gran duda para nosotros fue el idioma, consideramos que en nuestra música una de las cosas más importantes es la letra, desde el principio fue así.

Empezamos a hacer música por la letra y no por los sonidos; entonces nuestro arma más preciosa, que era la letra, moría en Alemania. Pero igual, yo por ejemplo fui muchas veces en Montevideo a ver grupos ingleses aunque yo no sé inglés. Entonces para mí la música por sí sola transmite, y la energía que uno ponga en el escenario. Alguna palabra se traduce, y algún latino te entiende. La cuestión es que ha venido resultando bien hasta ahora.

Mestizo.de: ¿Hace poco tuve la oportunidad de hablar en Montevideo con un amigo, Diego, cantante de Hereford, y él justamente decía que el gran fuerte de "La Vela Puerca" son las letras y se preguntó como les iba ir en Alemania por este tema. Pero parece que les está yendo muy bien.

Sebastian C.: Hay un idioma mundial que son las actitudes. Cuando vos tenés una actitud con un camino bien definido la gente te entiende por más que no hables español. Y este idioma universal estamos utilizando al máximo. Tratamos de tener una actitud con la música para hacer que la gente se interese en comprarse el disco, en leer las letras y que un amigo que sepa el idioma se lo traduzca. Porque yo cuando empecé a escuchar Pink Floyd tampoco sabía inglés, ni lo sé ahora. Pero me interesa.

Sé que hay gente que dice determinadas cosas y me interesa saber cuáles son y le pido a alguien que me las explique. Y nosotros apostamos a exactamente lo mismo. ¿Por qué en Sudamérica se escucha música europea, americana y de otros idiomas? Es porque el idioma universal de la actitud no falla.

Nicolás: En realidad, cuando comenzaba el concierto subestimábamos al público porque a la gente le llega la música también. El que esté interesado puede ir a internet al otro dia, traducir algo o preguntar a algún amigo a ver qué dicen estos locos. Yo también me preocupé por traducir las letras de Bob Marley. Cuando me gustaba algo, le pedía a algún amigo: a ver, ¿qué dice acá?. Entonces me gusta su música y me llega.

Mestizo.de: Nosotros percibimos que toda la "onda latina" está de moda en Alemania en este momento. ¿Se dieron cuenta de eso o incluso ustedes mismos se sienten "fashion" an Alemania?

Nicolás: No llegamos todavía a sentir eso porque recién estamos dándonos cuenta que está un poco de moda. Hasta ahora no fue un sentimiento de la banda, pero ahora que estamos aprendiendo vemos que sí hay un poco de moda en lo latino. No queremos en realidad entrar dentro del rubro "latino", porque te meten en la misma bolsa con unas porquerías que vienen de latinoamérica. "La Mosca"! Conocés "La Mosca"?! Es horrible! En Uruguay eso está dividido. Está el rock y está "La Mosca". El rock y Celia Cruz. Celia Cruz, no! Una cosa es la cabeza del rock, y creo que puede ser una dificultad que se puede atravezar. Veo que hay alemanes con los pelos así [meint Irokesenschnitt, d. Red.], que cuando termina el concierto saben que no es Celia Cruz. Creo que van a distinguir la diferencia entre "La Mosca" y el rock. Pero en estos últimos tiempos los alemanes pueden estar confundiendo lo que es la movida latina entre mil cosas. Creo que con el tiempo, en los próximos dos, tres, cuatro, cinco años, no sé cuando, se va a distinguir entre lo que es el rock, porque el rock es mundial, globalizado. El rock es una cosa y Celia Cruz es otra. ¡Pobre Celia Cruz, le dí con todo! Quise poner un ejemplo, en realidad no tengo nada personal contra Celia Cruz!

Mestizo.de: Eso es justo la idea que tratamos de promover con nuestras fiestas "che loco!" que te decíamos, poner musica de Latinoamérica de alguna forma alternativa, algo mas allá de salsa. Muchos Alemanes piensan que en Latinoamérica se escucha pura salsa no mas.

Nicolás: En España nos dijeron: "Ni digan que son latinos", porque los latinos y los rockeros no los quieren ni ver. Lo tienen ya como lo latino es una porquería, viene de lo mas comercial, o sea el verdadero rock no viene mucho. Ha venido alguna cosa, pero poco. Tampoco es que tenga una gran fuerza el rock latino, recien ahora empieza a agarrar fuerza, aparecen buenas bandas, como Molotov.

¿Vos decís bandas latinas que tienen éxito en Europa?

Nicolás: No, en Latinoamérica, diría yo. Ha crecido pero no hay una historia de rock como la que hay acá o en Estados Unidos.

Mestizo.de: Pero hay rock latino buenísimo desde hace 30 años.

Nicolás: Sí, claro, pero los contabas con los dedos, los grupos. Y ahora empiezan a salir nuevas bandas, hay mucha gente joven que quiere tocar, es otra movida. Acá en Europa en los años sesenta ya todos los niños querían tocar la guitarra eléctrica, y en Uruguay recién hace diez años. Eso es la diferencia de la cultura del rock.

Mestizo.de: ¿Hubieran esperado algo así, tocar en Alemania y la gente está re copada?

Sebastián C.: Tengo que reconocer que vine con un chip de sudamérica pensando que los alemanes eran fríos y no sé que. Pero te encontrás con gente del palo que es como uno y que está bueno mandarles para atrás los prejuicios malos que uno tenía y venir y encontrarse con un público re agradable, amistoso, respetuoso que, de repente, no se encuentra en todos lados.

Mestizo.de: Cual es la historia de la banda ?

Sebastián C.: .: Hace siete años que existimos, la banda está formado por amigos. En realidad es un grupo humano lindo, saludable, se puede convivir y eso es lo fundamental para tener cualquier cosa en la vida, me parece.

Mestizo.de: Cómo salió su estilo de música?

Sebastián T.: En el caso nuestro fue muy inocente porque nosotros éramos en la mayoría amigos de antes, no tocábamos ni el timbre, o sea no tocábamos nada. Lo que nosotros nos dimos cuenta en el momento que surgió la banda, eso fue en el año 1995, fue que nosotros precisábamos -y creímos también que en este momento lo precisaba la gente- algo para arriba. Alegrar la cabeza, alegrar el corazón, alegrar el espíritu de la gente. Porque todas las bandas en este momento eran muy para abajo, todo mal, la onda "esto es una mierda, qué mierda hacemos acá" y eso. Y la verdad que precisamos nosotros mismos tirarnos para arriba el ánimo y el de la gente también. ¡Tener dos horas de alegría, olvidate de tus problemas! Y así fue como surgió la historia. Los ritmos como los del Ska son ritmos que llevan eso.

Sebastian C.: Nosotros en realidad nunca nos propusimos tener un estilo. Nos propusimos decir cosas y hacer canciones fundamentalmente que tiren para arriba, que tengan un mensaje y que dejen algo en la gente, sin ser partidarios, sin ponerse la camiseta de nadie. Simplemente es una opinión que se tira, y la gente que la recepciona es la que te sigue, y la que no te entiende, todavía no.

Mestizo.de: ¿Alguna anécdota del tour en Alemania hasta ahora, que hay que contar sí o sí?

Sebastián T.: ¡Muchas! Te voy a contar una: estábamos saliendo de Solothurn en Suiza en la camioneta y estábamos buscando un lugar para comer antes de entrar al freeway. Entramos a un estacionamiento y había varias familias suizas comiendo en una mesa y nos acercamos y preguntamos si vendían comida. Nuestro conductor es alemán y nos dice no, eso es una familia comiendo, no venden nada. Nos estamos yendo y de pronto viene una mujer y dice "Quieren comer? Sobra comida, yo les invito." Nosotros medio como "no, vamos a comprar en algún lado". "No, vengan a comer, yo les invito". Y nos quedamos a comer con todas las tres familias, les regalamos el disco, pusieron el disco, un día de sol, fue como un pic-nic, bailamos también. Y nuestro conductor nos decía: "¡No entiendo nada, esto no pasa, esto acá no pasa! ¡Esto es irreal!" Y nosotros nos enteramos de que era algo que no pasaba muy comúnmente. Nos hicieron disfrutarlo, ¡pero alucinante! Esto es una linda anécdota. Las malas no te las voy a contar porque no tiene sentido.

Sebastian C.: ¡Anécdotas hay miles! Por ejemplo llegar a tocar y no tener monitor, que no exista en el escenario. Eso pasó en Markgröningen. Nos pasó llegar y no tener ni un solo monitor para escuchar! Entonces no se puede tocar. No es que te hagas el coso y decís que acá tiene que haber tal y tal cosa. ¡No se podía tocar! Y se tocó igual y se convenció de alguna manera la gente, se encontró una actitud. Cabe rescatar eso, a veces tenés todo en tu contra y terminás ganando dos a cero.

¡En Uruguay no te lo cree nadie!

Sebastián C.: No, pero bueno, queda en la memoria de uno y eso es lo lindo también.

[Mit Hinweis auf das T-Shirt einer anderen uruguayischen Band, das einer der Interviewer trägt] ¡Espero que no te moleste!

Sebastián C.: ¡No, para nada! ¡Arriba! En Uruguay no existe nada de competencia entre bandas. Esas historias no existen allá. No hay gente con glamour ni gente que se crea nada porque no se puede y el público no te lo permite tampoco.

Mestizo.de: Y a los colegas músicos de allá les podés recomendar salir a tocar en Europa?

Sebastián C.: Claro. Nosotros incluso antes de venirnos llamamos por teléfono a todas las bandas que conocemos para que nos dieran sus demos y discos y los veníamos dejando cuando a nosotros nos parecía acorde dejárserlos a alguién. ¡Y a los quince días de haber llegado ya dimos todos los discos!

Mestizo.de: ¿Notás en Uruguay o en Argentina que las bandas mas pequeñas tratan de imitarlos a ustedes o a los grupos ya consagrados?

Sebastian C.: No, nosotros no nos sentimos consagrados en nada. Nos sentimos consolidados como banda, nos sentimos afortunados de ir creciendo cada año para mejor, afianzar la amistad y crear vínculos con gente de otros lados y eso es lo fundamental. Cuando uno sale a tocar a otro país lo único que quiere hacer es lo mismo que hizo en su país, si es que en su país le había resultado. Nosotros cuando fuimos a Argentina a tocar por primera vez podríamos haber ido diciendo que eramos una banda que metíamos cinco mil personas en un teatro o podíamos ir como empezamos en Uruguay, callados la boca, repartiendo volantes de mano en mano, yendo a otros recitales a repartir volantes, a crecer de abajo, hacer una pirámide con una base sólida. Que la gente te vaya viendo a la cara y vos a la gente y tal vez a veces gente pide explicaciones de los temas, pero en la canción uno trata de dar el mensaje mas pulido que se pueda. Entonces por eso la gente se arrima y entiende y valora que uno está repartiendo un volante en la mano y después esté en un escenario y delante de cinco mil personas.

Mestizo.de: ¿Tiene apoyo comercial de las firmas de discos o pueden ganar su vida tocando como artistas?

Sebastian C.: Nosotros apostamos a las canciones, a la lírica, a la letra y apostamos a una buena base musical que convenca el texto que se está diciendo. Por eso creo que depende de nosotros el camino a tomar y no tanto de la moda del momento.

Y las alemanas, ¿qué tal!?

Sebastián C.: (Gelächter) ¡Están todas tapadas! Son muy... Esto, no lo pongas...!

Sebastián T.: ¡Es muy difícil, es difícil! No te digo que son como allá... Yo no tengo mucha pinta de Latin Lover. Las alemanas son muy lindas, pero la verdad es que estoy en otro plan ahora. Tengo una novia desde hace ocho años y posiblemente cuando llegue me case. ¡Hay otros que te pueden hablar más de las alemanas que yo!

Mestizo.de: ¿Hasta cuando están de gira?

Sebastián C.: Estamos de gira hasta el 17 de mayo. Tocamos todos los días con algún día de descanso. Es una experiencia nueva y está bueno vivirla. Está bueno volver a tu casa y tener en la espalda sesenta recitales seguidos.

Mestizo.de: Comparando la experiencia que han tenido en España y ahora en Alemania, ¿los españoles los aman más a ustedes o los alemanes?

Sebastián C.: Eso del amor que uno tiene por las cosas es re variable. Así que no puedo poner en balanza cosas que son muy diferentes porque todos los lugares tienen lo suyo. De repente a vos te gustó mas ir a un lugar donde solamente conociste a dos personas.

Mestizo.de: ¿Pero quienes aceptaron más tu música? De acuerdo al aplauso de público, etc.

Sebastián C: Todo el mundo en su medida. No es algo que se puede medir con quién fue más y quién fue menos. Porque a veces la cantidad no mide el calor y la calidad. Pueden aplaudir tres personas y te podés sentir mucho mejor que cuando aplauden cincuenta. Por eso no te puedo decir quién te quiere más. Es como si vos me preguntaras quién te quiere más de tus amigos. Y vos decís: "puta, no sé, a cada uno le gustó por tal cosa". Lo mismo pasa con esta música. Uno no puede decir: "me aceptan más los alemanes o me aceptan más los paraguayos".

Mestizo.de: ¿Cuales son sus planes para el futuro? ¿Ya están pensando en un disco nuevo o en giras por América Latina?

Sebastián C.: .: No somos mucho como todas las bandas que están todo el tiempo pensando cuándo van a sacar de vuelta el otro disco. Sino que más bien estamos dejando que una ola nos lleve y en cada momento nos vamos dando cuenta cuándo hay que dar el otro paso.

Mestizo.de: Vos no sos el único cantante, sino también tu colega

Sebastián C.: Claro. Seba es el cantante de la banda y yo soy el compañero vocal de él. Y soy el segundo compositor de la banda. Es un honor haber aprendido de componer música al lado de Seba y Nicolás. Siempre es muy importante rodearse de gente que te nutra de información que uno no tiene.

Mestizo.de: ¿No te aburrís a veces arriba del escenario?

Sebastián C.: No, por ejemplo esta gira es matadora. Cantar en sesenta recitales los mismos temas de alguna manera en el mismo orden, pero la reacción del público tiene todo que ver para que uno siga diciéndose las cosas a uno mismo también. Está bueno recordarse todos los días las cosas que uno piensa, no está mal. Según con qué actitud te lo tomes te gusta o no te gusta.

Mestizo.de: ¿Que te pareció el show de hoy?

Mestizo.de: [gibt nur seltsame Geräusche von sich]

Mestizo.de: El show de hoy, ¿ te acordás de algo?

Pepe: Sí, me acuerdo de todo. Nosotros nos divertimos muchísimo.

Mestizo.de: ¿Cuál show te pareció major, Colonia o Bochum?

Sebastián C.: ¿Colonia o qué?

Pepe: ¿Colonia o qué?

Bochum, ¡el de ayer!

Sebastián C.: Lo de ayer fue distinto creo. Porque hoy era lunes y ayer era domingo, el boliche ayer era más grande, de seiscientas personas. Hoy era más chico, mas íntimo. Creo que los dos se parecieron en el calor de la gente. Hubo calor en los dos shows.

Pepe: [aus dem Hintergrund] Sí, por eso me traje una toalla.

Sebastián T.: ¡Vení, Pepe, vení!

Pepe: [ohne Zusammenhang]: ¡Yo me siento muy bien! Con él, por ejemplo, tocando. Y él conmigo...

Sebastián T., zu Pepe: ¡No tomes la pastilla, no tomes la pastilla! [Zum Interviewer, wegen seines T-Shirts]: ¿Te gusta "La Trampa"? ¡Está buenísimo, es una banda uruguaya! ¡La Trampa! ¡Eso está bueno, vos! ¿Alguién tiene un cigarillo?

Mestizo.de: ¿Vos sos el cantante principal?

Sebastián T.: Essste, digamos que sí.

Mestizo.de: ¿También compositor?.

Sebastián T: También compositor. Letras, música, de todo un poco.

Mestizo.de: ¿Y a vos, qué te pareció el show de hoy?

Sebastián T. ¡Duro! Muy bueno, muy bueno. La verdad que para nosotros eso es una experencia muy especial porque nunca sabemos con lo que nos vamos a encontrar. Tocamos todas las noches en ciudades diferentes y encontrarnos con un show como de hoy con la gente agitando es como un oasis en el medio de la gira. Tocando todos los días, todas las noches y encontrarse con un concierto como hoy fue como…. ¡de más! Una cosa que alegra el corazón, que nos pone las pilas para tocar mañana y pasado y traspasado, nos llena de alegría y de huevos.

Mestizo.de: Si comparás el público alemán con el uruguayo, ¿cuáles diferencias ves?

Sebastián T.: Creo que la mayor diferencia es algo muy contradictorio para lo que nosotros pensábamos. Pensábamos que el alemán era un tipo frío, crítico. Y la verdad es que nos están dando una bofetada gigante, porque es la primera vez que escuchan la banda y la gente está agitando y pogueando y de fiesta, ¡y eso en Uruguay no pasa! En Uruguay es al revés. La gente cuando va a tocar una banda que no la conoce están todos cruzados de brazos, mirando, a ver, de pronto la patita [wippt mit dem Fuß], pero muy poco. Hay que tocar mucho para que la gente empiece a abrirse, que abran el corazón y que abran la cabeza y empiecen a agitar.

Mestizo.de: ¿Son más críticos?

Sebastián T.: ¡Son más críticos! Te digo porque acá tocamos en una ciudad diferente todas las noches. No siempre es tan bueno como hoy, pero la receptibilidad y la comunicación se da, y se da sin lenguaje. Es simplemente la música la que conecta. Y una sola vez, porque tocamos hoy en Colonia y después no tocamos nunca más acá. Y se dió la conexión musical que es el poder absoluto de la música. Porque las letras no las entienden. Ya hay un porcentaje de la canción que no juega. Y de pronto juega la actitud de como yo y el Seba cantamos, los gestos, las ganas, las caras. Toda esa fuerza con la que hacemos las cosas pero literalmente la mayoría de la gente no entiende. Entonces ese poder de la música y la canción es lo que conecta.

Mestizo.de: Suena como que la están pasando bien.

Sebastián T.: ¡Muy bien, muy bien!

Mestizo.de: ¿Han tenido tiempo de escuchar música alemana en esos tres semanas que ya están acá?

Sebastián T.: Muy poco. Tocamos con dos bandas alemanas, pero no hemos tenido mucho tiempo ni de escuchar ni de ver cosas. Bajamos de la camioneta, prueba de sonido, tocamos, dormimos, viajamos. Anteayer hicimos quinientos km. Y después tuvimos de Solothurn/Suiza a Hamburgo novecientos kilómetros, no hay mucho tiempo para ver cosas ni para escuchar mucho. Pero sí el tiempo es suficiente para conocer gente y personas que nos han partido la cabeza, alucinante. Nos han alojado en sus casas, nos han dado su comida, su cama y todo su corazón.

Mestizo.de: Entre las ciudades donde ya han tocado, Hamburgo, Berlin, Colonia y otras que son entendidas rockeras y cosmopolitas,¿tenés una ciudad favorita?

Sebastián T.: Mirá, yo no conozco mucho de Alemania pero si hay dos ciudades a cuales les tengo especial cariño. En el año 1996 estuve de mochilero en Europa solo por cuatro meses y viví un mes y medio entre Potsdam y Berlín. Les tengo mucho cariño porque estuve ahí, conocí mucha gente pero la verdad que ahora no puedo conocer mucho, voy de ciudad en ciudad. Te puedo hablar de algún toque que me haya gustado pero no de una ciudad. A Potsdam y Berlín les tengo un cariño infinito

Mestizo.de: Y cuando estuviste ahí hace siete años, ¿hubieras soñado o te hubieras imaginado que ibas a tocar en vivo ahí siete años después?

Sebastián T.: La verdad que no. En un primer momento, cuando nos armaron la gira, íbamos a tocar en Potsdam. Y yo me acuerdo que en aquella estadía, tenía 22 años, escribí en las paredes de muchos baños de boliches "La Vela Puerca". Me hubiera gustado mucho tocar en Potsdam, ir al baño y ver "La Vela Puerca" escrito en la pared y decir: ¡"La concha de la madre!" Pero la verdad que no lo imaginamos nunca. Nosotros nos podíamos imaginar más tocar en España, pero Alemania, increíble.

Mestizo.de: Realizar lo que en aquella época para ustedes era un sueño, ¿es producto del ejercicio o de la suerte?

Sebastián T.: ¡Las dos cosas! Yo recuerdo una oración que dijo Picasso: "Yo no sé si la musa existe o si el talento existe, ¡pero por las dudas que me agarre pintando!" Lo que nosotros hacemos es ensayar mucho, visualizar mucho las cosas, intentar hacerlo y yo creo que eso tienta la suerte para que se haga presente y nos ponga en situaciones como ésta. Yo creo si vos te quedas sentado en una silla en tu casa la suerte no va venir. Pero si vos estás poniéndole el enfoque, la cabeza, el corazón y las ganas la suerte se va a presentar. Entonces para mí son las dos cosas: suerte y laburo.

Mestizo.de: Siendo músico uno necesita tener un buen manager, buenas personas que lo guien. ¿Se puede decir que el productor de su segundo disco, el famoso Gustavo Santaolalla, ha tenido algo que ver con su éxito?

Sebastián T.: Sí, sin ninguna duda. En donde más tuvo que ver es en ayudarnos a grabar un disco. El actual disco es nuestro segundo y la segunda experencia adentro de un estudio. Es algo que no tiene absolutamente nada que ver con lo que acabamos de hacer acá abajo [meint das Konzert, d. Red.]. El estudio es un lugar frío, un lugar donde se prende la luz roja, ¡y a grabar! Con un micrófono de grande así, y cantando, todo separado. Es un mundo muy frío y nosotros somos una banda sin mucha experiencia adentro de un estudio. Lo que hizo Gustavo Santaolalla fue sacar lo máximo de nosotros, desde adentro. Un trabajo muy psicológico de sacar lo mejor tuyo, el tipo hace eso, te saca lo mejor. Por ahí de pronto ha fallado algunas veces, pero lo que es dentro del estudio se ha portado increíble. Después tiene otra parte que es el dueño del sello, que es otra cosa, fuera del estudio.

Mestizo.de: Hay muchas bandas jóvenes que quieren seguir sus pasos. ¿Qué consejo le darías a bandas de Latinoamérica que también quisieran estar por aquí?

Sebastián T.: Laburar, trabajar, ensayar, ensayar, ensayar, ensayar y jugársela, o sea apostar. Apostar a la inseguridad total, más para las bandas latinoamericanas es la inseguriad total. Apostar a una forma de vida que es ésta, giras, y no tener miedo. Pero sobre todo trabajar, ahí esta la base. Laburar, tocar, ensayar, tocar, ensayar, tocar. Es lo más sano para una banda. Después todos los momentos de gira y de compañías y de contratos y esas cosas. Hay un montón de cosas que están buenas, pero la base es ensayar y tocar en vivo.

Mestizo.de: ¿Cual es tu opinión sobre la mutación y el desarrollo de lo que es el Reggae y el Ska? ¿Ahora ya es como un boom en América Latina o todavía está en su comienzo?

Sebastián T.: Yo no tengo mucha idea. Te puedo decir por experiencias que tuve en México, pero en Uruguay no hay ninguna movida ska. La gente no conoce el ska ni hace culto de él. México, por ejemplo, es un lugar donde hay una cultura de ska. De historia, filosofía, forma de vida, el cuadradito blanco, el cuadradito negro, la unión, pero en Uruguay eso no existe. Pero creo que en Latinoamérica está. No sé si esta surgiendo o si está en decadencia, pero está. Está y tiene una movida muy fuerte. Nosotros estuvimos en el año 1999 en México D.F. participando en el primer festival latinoamericano de ska. La verdad es que nosotros éramos la banda la que menos ska hacía, sin gorritos, sin tiradores, sin saquitos. No tenemos una cultura de ska. Nosotros usamos el ska como ritmo musical que le aporta a la canción lo que la canción necesita. Y nada mas que eso. Somos guerreros de la canción. La canción es poder.

Mestizo.de: Das Interview wurde geführt von Jörn Fischer (DJ Boludo) und Horacio Mendoza Muñoz (DJ El Cacique)

Mestizo.de: Muchas gracias!!!

 

 

 

 

 

 

FOTOS EN LA PARTE MULTIMEDIA

 



webmaster@mestizo.de





esta página todavía no esta terminada! seguimos trabajando por favor envienos sus comentarios

Copyright 2002 mestizo.de